Cargando

El hechizo de las Brujas Modernas

sororidad

Una  de las acepciones de la definición de brujería apunta que ésta se trata de un “conjunto de conocimientos, prácticas y técnicas” que se emplean para dominar de forma mágica el curso de los acontecimientos. Y precisamente, de esto último, del “dominio mágico”  de una noche del 31 de octubre, versó la Primera Noche de las Brujas Modernas organizada por la Modateca. 

Todo comenzó como arrancan las mejores cosas, con un brindis y un abrazo. Poco a poco, como las gotas de la lluvia incesante del pasado miércoles, las brujillas modernas de la ciudad se dejaron caer en el interior de Platerías 15. Desde ese momento un hechizo de poder, ilusión y libertad llenó de magia la sala. Una energía que se multiplicó durante la intervención de Noelia Bibrián quién, con la colaboración de Amor de Primas, congeló las miradas y activó las emociones con su taller  “Brujas: Resignificando desde el feminismo”.

Durante la velada, las asistentes se pusieron manos a la obra para realizar un collage inspirado en la situación actual de las mujeres basado en la reflexión de nuestras antepasadas, si, esas sabias a las que quemaron y pintaron de oscuridad llamando brujas. Las participantes usaron sus poderes para pintar el pasado con “clítoris”, “libertad”, “sororidad” y purpurina. Palabras hilvanadas con botones y libertad que en unos días se convertirán en el primer fanzine zaragozano inspirado en el concepto de las “brujas actuales”.

Conforme avanzaba la noche, las burbujas del caldero comenzaron a brotar sin control con otra de las brujas de la noche. Una dulce y poderosa Rosa Herrero que sanó almas y heridas con sus esencias y palabras. Así, de las manos, alegres, relajas y divertidas, disfrutaron las brujas modernas de la ciudad del cierzo de un encuentro en el que, además, se dió a conocer la colección de la Casita de Wendy que tenemos en la Modateca. 

Después de leer estas líneas, es normal que quizás surja una preguntas: ¿ Pero qué fue exactamente la Noche de las Brujas Modernas? La respuesta que podemos daros es poco precisa. Fue un comienzo, un encuentro, una chispa, un motor. La pequeña muestra que confirma que en Zaragoza hay brujas, hay poder, magia y sed por compartir y vivir experiencias e ideales que hablan de respeto, de conciencia, de feminismo, de sostenibilidad y, en definitiva, de sentirnos mejor en nuestra piel y en nuestro mundo.

Si a pesar de haber anticipado que la respuesta iba a ser abstracta todavía se preguntan, ¿ Pero esto, qué es lo que es? Pues dejemos que lo explique la Real Academia de la Lengua Española que siempre es algo más imparcial. La Noche de las Brujas Modernas fue magia esa que “por medios naturales obra efectos que parecen sobrenaturales”. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para mejorar experiencia de usuario. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento y aceptación de la política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies